Carta del Director

Es un honor tener la oportunidad de dirigir el colegio Arturo Soria y participar en la formación de los alumnos del colegio.

Todos los que formamos parte del colegio Arturo Soria consideramos que el nuestro es un colegio especial; tiene características que lo hacen diferente como el hecho de ser una cooperativa de padres donde la participación e implicación en la educación de los hijos, sí es una realidad.

Consideramos que la educación es un proceso global, en el que se integra lo académico y el desarrollo personal. Creemos que son muy importantes los resultados académicos, pero igual importancia damos al aprendizaje de principios y valores al desarrollo de competencias y habilidades que son necesarias hoy en día, como la oratoria, la capacidad de debatir, etc.

Aspiramos a que los alumnos del Arturo Soria cuando terminen sus estudios se comprometan a trabajar para una sociedad en la que primen los valores de la convivencia, la paz, la solidaridad y la tolerancia.

Creemos que el Colegio es un espacio en el que todas las acciones deben tener un componente formativo; el trabajo en el aula, el comedor, el deporte, las salidas extraescolares, los intercambios con colegios extranjeros, la participación en la radio Buena Onda, etc.

El Arturo Soria se ha caracterizado desde su fundación por estar en la vanguardia pedagógica, desde nuestro método constructivista en la enseñanza de las matemáticas, al proyecto LOVA (La Opera como vehículo de aprendizaje), nuestro proyecto de psicomotricidad en la Etapa de Infantil o el programa de inteligencia emocional, entre otros.

Nos sentimos muy orgullosos de los magníficos resultados académicos que conseguimos año tras año, y de lograr que nuestros alumnos alcancen los objetivos para continuar con su desarrollo personal y académico cuando finalizan su etapa en el colegio.

Os invito a venir a conocer el colegio. Estaré encantado de reunirme con vosotros para explicaros nuestro proyecto educativo y el funcionamiento del centro.

Ángel de la Vega