Saltar al contenido

Por qué quiero que mis hijas aprendan empatía en vez de chino.

  • por

Una madre del colegio nos ha pasado un artículo de la revista Forbes . Nos dice que lo primero que ha pensado al leerlo es en la suerte de colegio que tenemos.

En el Colegio Arturo Soria trabajamos la inteligencia emocional,  y entre otras cuestiones, la empatía que supone la capacidad de ponerse en el lugar del otro y entender sus necesidades, preocupaciones o puntos de vista, lo que redunda en una mejora doble; por una parte personal porque nos permite comprendernos mejor, nos hace más comunicativos y posibilita que crezcamos más seguros de nosotros mismos; y por otra parte colectiva, en el aula, ya que los niños empáticos se relacionan mejor con los demás, desarrollan vínculos más estrechos, relaciones interpersonales más ricas y son más queridas por los demás.